header

lunes, marzo 20, 2006

El Caracazo ...

Por razones de tiempo no logre ver la película en pantalla grande, me conforme con verla en video casero. Debo confesar que estaba predispuesto pues la mayoría de comentarios que había escuchado eran negativos. Sin embargo, nadie me precisaba la razón por la cuál "El Caracazo" les parecia una "mala película". Con una mezcla de curiosidad y desgano me dispuse a verla.

Mi lectura fue más política que técnica. Sin embargo, debo señalar que comparto plenamente las críticas tecnicas que hace "Reindertot" en su blog, por lo cuál no me voy a detener en ello. No ocurre lo mismo con la secuencia argumental, creo que en este plano es una buena película, que supera los lances ideológicos y/o populistas.

En el caracazo se muestra la falta de protagonismo de la izquierda clásica venezolana, que el 27 y 28 de Febrero de 1989 solo atina a intentar convertirse en la dirección de un movimiento profundamente espontáneo. Además, al deslizar el nombre de la Liga Socialista (LS), una de las pocas organizaciones revolucionarias que intentaba reconstruirse a partir de una base popular, se hace justicia al reivindicar a la "pequeña izquierda rebelde" de la cuál la Liga es sólo es una parte.

En la película queda claramente evidenciado el protagonismo del espontaneismo de masas, con sus aciertos y desaciertos, sus límites y excesos, pero tambien con toda su su fuerza transformadora. En el libro Historia de la Revolución Bolivariana (El Troudi & Bonilla, 2004) y en otros textos anteriores hemos reivindicado que en Febrero de 1989 se inicia la revolución Bolivariana y esto queda claramente demostrado en la película.

El ciclo del espontaneismo revolucionario de las masas abierto en 1989 aún no se ha cerrado, por el contrario a veces se potencia. Tres evidencias de ello lo constituyeron el papel asumido por el pueblo "NO" partidista en la derrota del golpe fascista de Abril (Carmona y CIA), la critica silenciosa a la burocracia y la nueva oligarquía "revolucionaria"expresada en la abstención electoral en los últimos comicios y, en la rebelión antiburocrática en curso.

La película no sólo muestra la violencia de los cuerpos de seguridad de ese momento (DISIP, Policua Metropolitana, entre otros) sino que nos obliga a recordar que aún no se ha hecho justicia y que muchos de los culpables de las mismas aún están sueltos y hasta ejerciendo "autoridad".

Por otra parte queda en evidencia el papel timorato de las Fuerzas Armadas, la debilidad organizativa de las fuerzas patrióticas a su interior y la ingenuidad de la oficialidad en ese momento histórico. Es el pueblo quien obliga a oficiales y tropas de las Fuerzas Armadas a reflexionar y tomar conciencia sobre su propio papel. En ese sentido el pueblo es vanguardia y la alianza cívico militar emerge como una construcción popular. Si a eso se refiere Reindertot , entonces si es una película popular.

Por supuesto que quienes apuestan por un nuevo "stablismeth", no popular sino fundado en liderazgos personales verán con malos ojos esta película. Y entendi porque a muchos de mis amigos empeñados en hacer una carrera política en un aparato político, este película no les gustó.

sábado, marzo 18, 2006

Comenzar ........

Hola amigos y amigas. En este Blog comenzaré a publicar mis opiniones en tres áreas fundamentales: pedagogia libertaria, politica y arte. En esta página encontrarás una visión crítica del proceso de cambios que esta viviendo Venezuela. Crítica pero solidaria, no oficialista pero que apuesta por la revolución bolivariana. Convencido que el conocimiento es una creación social intersubjetiva valoro tus opiniones, comentarios y recomendaciones.

Con este blog comienza una nueva experiencia comunicacional que espero resulte de utilidad para todos y todas.

Luis